Día a día con Esclerosis Múltiple Combatiendo la fatiga

En ocasiones, la vida necesita planearse. Las actividades cotidianas, como el ir rápido de compras, puede convertirse en un verdadero problema. Esta sección fue desarrollada para dar a los pacientes con EM ideas y trucos útiles para combatir la fatiga y conservar la energía.

Superando la fatiga

Una buena noche de sueño habitualmente vence a la fatiga física y mental. En la EM, sin embargo, el tipo de fatiga experimentada es mucho más debilitante que el sólo estar cansado.

La EM afecta al control de los músculos, la fuerza y coordinación, de tal manera que se requiere de más energía que la habitual para llevar a cabo las actividades rutinarias. La fatiga neuromuscular puede hacer que las tareas simples se sientan como trabajo para “mamuts” y tirarse en el sillón parece ser la mejor solución.

Es posible superar la fatiga si piensas por adelantado. Evita el sobreesfuerzo y delega las tareas domésticas cuando sea posible.  Combate la fatiga diseñando un plan de batalla, y prepara tus tropas para ayudarte a vencer la depresión.

Si estás cansado de combatir, no temas agregar refuerzos – una hora de ayuda práctica hoy, podría evitar que tus fuentes de energía se agoten mañana.

Mantén en mente, sin embargo, que la fatiga severa no necesariamente origina recaídas o empeoramiento de la EM. Bien puedes decidir que una ocasión especial (p.ej. la fiesta de un amigo, un evento escolar) puede ser factible si minimizas la fatiga tanto como sea posible.

Trucos para combatir el cansancio

• Toma duchas frías, no baños calientes

• Mantente en forma física sin sobre esforzarte

• Pierde peso si tienes exceso

• Sigue una dieta adecuada

• Toma ‘descansos’ entre ocasiones sociales

• En las tardes evita tareas que requieran concentración/esfuerzo físico

• Evalúa las tareas domésticas y roles - ¿eres más efectivo haciendo el papeleo que la jardinería?