Día a día con Esclerosis Múltiple Sigue Fresco - ¡Sigue Moviéndote!

Crear la energía que necesitas se vuelve más difícil a medida que tu temperatura aumenta.

Los mecanismos de enfriamiento, como el sudar y jadear sirven para regresar la temperatura normal al cuerpo, pero estos “mecanismos de pérdida de calor” están frecuentemente dañados en la gente con EM.

Exponer al cuerpo, inclusive al más mínimo aumento en la temperatura, puede empeorar los síntomas de la EM, y ocasionar que se presenten los problemas asociados al calor.

Evita sentirte débil y falto de energía, considera formas en las cuales puedas conservar baja la temperatura corporal. Piensa ‘mantenerme fresco para mantener el movimiento’ y sigue los sencillos trucos enlistados a continuación.

Trucos refrescantes – cambios en la rutina

• Usa ropa de algodón, de colores ligeros

• Mantén la cabeza cubierta

• Evita la luz solar directa

• Busca lugares con aire acondicionado

• Aumenta tu ingesta de líquidos

• Lleva un mini ventilador manual en la bolsa

Trucos refrescantes – planeando por adelantado

• Evita lugares calientes

• Evita viajes prolongados en auto

Trucos refrescantes – emergencia para sobrecalentamiento

• Lleva contigo paquetes de gel fríos

• Humedece tu ropa usando un spray de agua

• Refresca las piernas gradualmente para refrescar el resto de tu cuerpo